Plantilla de Control de Caja en Excel – Descarga Gratis

Definición de flujo de caja

De manera simple podemos definir al flujo de efectivo o caja como la cantidad de efectivo que una empresa percibe o desembolsa en un periodo determinado. Siempre se debe tener un nivel a favor de flujo de efectivo para de esta manera la empresa siga en pie en el negocio, y por supuesto se requieren flujos de efectivo positivos para los inversores. El período de tiempo durante el cual se realiza un seguimiento del flujo de efectivo suele ser un período de informe estándar, como un mes, un trimestre o un año. Las entradas de efectivo provienen de las siguientes fuentes:

  • Operaciones. Este es el efectivo pagado por los clientes por servicios o bienes proporcionados por la entidad.
  • Actividades de financiación. Un ejemplo es la deuda contraída por la entidad.
  • Actividades de inversión. Un ejemplo es la ganancia de los fondos invertidos.

Las salidas de efectivo se originan en las siguientes fuentes:

  • Operaciones. Estos son los gastos realizados como parte del curso ordinario de las operaciones, como la nómina, el costo de los bienes vendidos, el alquiler y los servicios públicos.
  • Actividades de financiación. Algunos ejemplos son los pagos de intereses y principal realizados por la entidad, o la recompra de acciones de la empresa o la emisión de dividendos.
  • Actividades de inversión. Por ejemplo, los pagos realizados en vehículos de inversión, los préstamos concedidos a otras entidades o la compra de activos fijos.

Una forma alternativa de calcular el flujo de efectivo de una entidad es sumar todos los gastos distintos al efectivo (como depreciación y amortización) a su ganancia neta después de impuestos, aunque este enfoque solo se aproxima a los flujos de efectivo reales.

El flujo de efectivo no es el mismo que la ganancia o pérdida registrada por una empresa bajo la base contable de devengo, ya que las devengaciones por ingresos y gastos, así como por el retraso en el reconocimiento del efectivo ya recibido, pueden causar diferencias en el flujo de efectivo.

Un flujo de efectivo negativo persistente y continuo basado en los flujos de efectivo operativos debería ser motivo de grave preocupación para el propietario de la empresa, ya que significa que la empresa requerirá una infusión adicional de fondos para evitar la quiebra. Plantilla AQUÍ